“Conocer los productos que utilizamos es tan

importante como aplicarlos”

Lo primero que debemos sabes es que gracias a la tecnología Peel Off, es que se nos permite que el producto se adhiera a la piel sin causar ningún daño o irritación y dejando que sus pigmentos se impregnen como si fuera un tatuaje temporal.

Las mascarillas faciales son un cosmético que todo el mundo usa o ha usado alguna vez, y si no lo has usado, seguro que lo has oído hablar a tus amigas o incluso lo has visto en alguna película, ya que su fama es tan grande que no es posible que nadie sepa de su existencia.

Pero lo cierto es que, todo el mundo saben que existen, pero ¿todos sabemos realmente los cientos de beneficios y propiedades que nos ofrecen?

La mascarilla es un producto que tiene una larga historia, ya que su origen tiene lugar hace cientos de años, cuando las mujeres querían cuidar su rostro y para ello decidieron mezclar ingredientes naturales y formar una especie de pasta, que luego ponían sobre el cutis en forma de «máscara» (de ahí su nombre) y que dejaban actuar durante unos minutos, la retiraban y su rostro cambiaba por completo.

Todo esto es gracias a los nutrientes de los ingredientes usados para su fabricación, estos van penetrando en nuestra piel y esta se va enriqueciendo poco a poco, cambiando de aspecto desde las primeras aplicaciones.

Hoy día, aún vemos a la mascarilla de la misma forma, se trata de una pasta, fruto de la mezcla de varios ingredientes, que se pone en el rostro, esperamos los minutos que se indique y finalmente retiramos. Es decir, el proceso es idéntico desde hace cientos de años, no ha cambiado nada.

Ademas, Peel-off significa retirar la piel en inglés, es por ello que los productos al penetrar la piel pasan a ser como parte de ella misma.

El truco de una mascarilla peel-off está en su aplicación:

  •  La capa de producto debe ser gruesa y uniforme, es decir, que el grosor sea el mismo en todo el rostro. En caso contrario, retirar esa capa cuando está seca es un desastre.

Estas mascarillas se aplican, dejas secar el tiempo indicado por el fabricante y retiras la piel que se ha formado desde el cuello hacia la frente. De una pieza, la sensación es super-agradable”

 

Ahora te haremos una pregunta:

¿Conoces el producto estrella de CASMARA?

Cosmética de alta tecnología formulada a base de extracto de algas marinas de gran poder hidratante. Estas mascarillas para la cara ejercen una ligera y placentera presión sobre la zona aplicada, ayudando a penetrar a mayor profundidad los activos aplicados previamente así como los activos propios de la máscara, diferentes en cada una de ellas. Ofrece una variada colección que cubre las necesidades de cada tipo de piel.

La única y exclusiva Algae Peel-Off Facial Mask permite cubrir ojos y labios actuando donde otras no llegan.

Desciende hasta 6ºC la temperatura de tu piel mejorando el aspecto de la zona ocular además de reafirmar, tonificar y suavizar la piel.

Una de las grandes ventajas que tienen nuestras mascarillas peel-off es después de la aplicación retirarla es igualmente de fácil. No retira pelo y no deja residuos. 

La piel, como todos sabéis aunque a veces se nos olvide, es un órgano del cuerpo, como todos los demás, pero con la diferencia de que es el más grande de todos, ya que supone todo nuestro cuerpo y cuya función es fundamental para nuestro buen funcionamiento.

La función de la piel es la de barrera protectora, es decir, frena todos los impactos dañinos del exterior, como por ejemplo los famosos radicales libres, pero como os imaginaréis, si no la cuidamos como debemos, esta se va debilitando y por lo tanto su función protectora no es tan fuerte.

La piel está expuesta cada día a cientos de factores y partículas, que poco a poco se van acumulando y van obstruyendo los poros de nuestra dermis, dando lugar a las temidas imperfecciones.

Por todo esto, debemos cuidar nuestra piel y ofrecerle todo lo que necesita en cada momento, si nuestra piel está sana, nosotros también lo estaremos, ya que cumplirá con creces la función de barrera protectora.

Como hemos dicho, la mascarilla es maravillosa para conseguir un rostro cuidado y completamente limpio de impurezas y residuos que ensucian nuestra piel, pero ¿la puede usar todo el mundo sin importar el tipo de piel?

La realidad es que, con el uso de esta mascarilla no podemos hacernos grandes daños, pero las personas con la piel más seca o sensible si que podrían sufrir irritaciones o empeorar su piel. Por lo que es totalmente recomendada para personas con la piel grasa o mixta, pero no lo es mucho para las personas con exceso de sequedad en la dermis.

El problema viene cuando no sabemos que tipo de piel tenemos y entonces no sabemos realmente si esta mascarilla es apta para nosotros o no. Para esto tengo una solución, vamos a hablar un poco sobre las principales características de las diferentes dermis, y os aconsejo que conforme vayáis leyendo, analicéis vuestra piel. Podéis usar un espejo y sentaros cómodamente, ya que el saber que tipo de piel tenemos es el paso principal para el cuidado facial, por lo que es muy importante tenerlo claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *