Tres diferentes luces LED de alta calidad son capaces de tratar cada problema de la piel, como la piel normal, el acné e incluso la dermatitis atópica. El dispositivo puede emitir LED rojo (415nm), LED azul (656nm) y LED infrarrojo (830nm). La ventaja del dispositivo LED es que no tiene efectos secundarios y es capaz de realizar un tratamiento sin dolor en áreas más amplias como la cara, el cuello e incluso el cuero cabelludo.